Vivo enamorada del pasado, de la libertad que teníamos durante los años dorados de la humanidad, los cincuenta, sesenta y así, libertad de disponer de nuestro tiempo, conocimientos ancestrales para producir lo que necesitábamos eso nos posibilitaba vivir en cualquier sitio, hacer nuestra propia mantequilla, preservar nuestros alimentos para el invierno, hacernos un vestido, tejernos un chal para el frio, eramos independientes y más libres creo….de allí nace esta nostalgia……y desde la creencia que tengo de que algún día necesitaremos de estos conocimientos y por eso debemos preservarlos

Anuncios